Decesos

Durante la vida procuramos pensar y trabajar en el bienestar de aquellos que más queremos. Pero, cuando la vida toca a su fin, se cobra unas gestiones duras anímicament por los que quedan. Es en este momento cuando la póliza de decesos entra en juego y con una simple llamada un profesional de la compañía se acercará y se hará cargo de todas las gestiones y trámites necesarios.

¿Qué ofrece esta póliza?

•Gastos del sepelio
•Tramitación de todo el papeleo
•Asistencia al extranjero.
•Libre elección de la localidad del sepelio por cada beneficiario
•Póliza familiar: El tomador podrá incluir en todos aquellos asegurados que desee.
•Asistencia jurídica.
•Solvencia frente a siniestros puntas.

Preguntas frecuentes

¿Hay límite de edad para contratar esta póliza?

Normalmente las compañías nos permitirán contratar esta póliza cuando nosotros queramos. Ahora bien, a partir de cierta edad el pago será único con lo lo que el coste será elevado (a pesar de que será inferior al coste que tendríamos que abonar si no tuviéramos póliza).

Tengo una póliza a otra compañía, si me cambio, ¿perderé la antigüedad?

Normalmente esta póliza no tiene antigüedad. Aún así es recomendable mirar cada caso de forma personal, puesto que a partir de cierta edad no podremos contratar esta póliza con pagos fraccionados.

¿Podemos decidir qué queremos en el momento del siniestro?

Todo va en función de la compañía. Hay compañías que ofrecen el entierro número X y otros que dejan esta decisión a los beneficiarios. Nosotros somos partidarios de que sean los familiares cercanos quién decidan y no la compañía.